En este momento estás viendo MERECIDO HOMENAJE AL BAR, AL CAMARERO Y AL CLIENTE
iberianstyle Vinos y Licores Fuente Olmedo

MERECIDO HOMENAJE AL BAR, AL CAMARERO Y AL CLIENTE

  • Categoría de la entrada:ESTILO DE VIDA
  • Tiempo de lectura:11 minutos de lectura

Dentro de nuestro estilo de vida el bar es una institución emblemática en España y Portugal. No seríamos como somos sin los bares. Y en estos tiempos de pandemia, Covid y confinamientos, los bares han sufrido mucho y los clientes los hemos añorado a diario. Se merecen este pequeño homenaje por ser parte importante de nuestro estilo de vida y nuestra historia. Un recuerdo y la ilusión de volver a un bar a tomar una copa con amigos.

MERECIDO HOMENAJE AL BAR, AL CAMARERO Y AL CLIENTE.

En otros países hay bares. Pero normalmente son muy semejantes entre ellos; en Inglaterra se parecen hasta en los nombres.

En España, por el contrario, tenemos una permanente evolución de algo tan entrañable para nosotros como los bares, en plural. De la venta al mesón, a la tasca y la taberna,  la posada,  los vinos y licores, el bar de pueblo y el bar urbano, el bar de copas, el chiringuito o versiones exclusivamente locales como el guachinche, el chigre o el celler , además de un largo etc.  Somos ricos en variedad y calidad; una ciencia la de bar en constante evolución. Si a esa ciencia le unimos el arte de las tapas y los pinchos nos encontramos con un verdadero Patrimonio Inmaterial Nacional.

iberianstyle els quatre gats
La absenta de Picasso y otros pintores.

Conocedor de su importancia el poeta Jaime Gil de Biedma les dedicó un pequeño ensayo  en el que dice que: 

El bar es una estilización urbana de la taberna, nacida en el momento en el que la vida de las ciudades se despoja definitivamente de todo vestigio de ruralismo. La taberna es la expresión de una sociedad cerrada, personalista, en donde todos se conocen y cada cual es hijo de vecino, padre de sus hijos y abuelo de sus nietos; el bar, el exponente de una sociedad abierta hija del individualismo, en donde cada cual es hijo del momento y nadie y todos son forasteros, en donde la mujer ya no es la madre y la hermana. La taberna es el “country cousin” del bar.

Reflexiones valiosas, sin duda.

Disfrutamos de enorme variedad  de ellos. Tenemos los de proximidad u hogar: 

Niño acércate al bar de Paco y dile a tu padre que venga a cenar. 

Los tenemos de franja horaria; para el desayuno, el  aperitivo, el cercano al trabajo, aquel de la noche un poco más secreto, e incluso otro algo más transgresor.  Hay bares que lo son, que se forjan,  tan sólo en función del camarero. El camarero español es único y se merece un monumento.

iberianstyle cocktail

En los países anglosajones la hostelería es atendida por un “barman”,  el hombre del bar. Aquí el hombre no es del bar; el bar es del hombre y de la mujer. De hecho ya la etimología de la palabra camarero refleja su importancia. El camarero era la persona que atendía la “cámara real” y no un hombre de bar. Al buen camarero se le respeta y se le aprecia, es alguien que te puede ofrecer momentos de felicidad, hacerte la vida más agradable. Un ser entrañable.

Un camarero de nombre Josu, del vizcaíno pueblo  de Las Arenas cogió el Covid y su evolución fue seguida por los vecinos y también por los medios de comunicación. 

Y en un pueblo de Teruel el alcalde fue cesado fulminantemente por ordenar el cierre del bar local. Pocas bromas.

En Portugal y en España los hemos tenido emblemáticos y de elevado nivel intelectual. Algunos para albergar  a la “gauche divine”. Otros famosos por sus tertulias literarias; hay escritores que no hubiesen existido sin los bares; los escritores, pintores, músicos se encontraban en los bares en reuniones míticas. Otros han servido para acoger a algún poeta solitario que como José Hierro escribía por las mañanas en un café de debajo de su casa. Siempre escribió en un bar.

iberianstyle valle inclan
El bar como centro cultural
iberianstyle abrasileira
A Brasileira. Fernando Pessoa inmortalizado en su terraza.

El que esto escribe vivía en un piso de Madrid junto a una bonita plaza peatonal con sus bares y terrazas, cuando le apetecía bajar a la plaza se refería a ella así: 

Bajo al jardín de casa a tomar una copa, el que quiera ya sabe dónde estoy

Es divertido sentarte  a tomar algo y observar. Puedes reparar en la diferente personalidad de cada uno de los miembros de un grupo juvenil que charlotea animadamente un poco más allá de tu mesa o ver como se inicia una conversación entre dos mesas cercanas. Porque a los bares se va a hablar, a beber, a comer y a hablar animadamente.

Hablar con todos, beber, comer y reírnos es la gran propuesta de valor de la hostelería nacional. ¿Qué sería del futbol y la política sin los bares? ¿Qué sería de la infinidad de chistes sin esos lugares de encuentro? ¡Cuántas parejas y familias, han nacido en un bar.

iberianstyle pinchos
Variedad de pinchos en la barra de un bar del norte.

Si vemos un trozo de playa, en España, enseguida ponemos un servicio fundamental de suministro; eso sí le cambiamos el nombre y le llamamos «chiringuito». Hay otros locales urbanos  espléndidos, que lo son de producto y de cuidada especialización. Siempre recordaré  aquel lugar de San Sebastián famoso por sus “gin tonics”. Una tarde entró un señor de Bilbao, muy de Bilbao, y pidió el suyo. El camarero orgulloso y profesional comenzó la parafernalia ritual con el limón y su corteza, el hielo y cuando estuvo preparado el bilbaíno señalando al limón le espetó: 

Oye, oye a mi quíteme la lechuga.

Ellos configuran nuestras ciudades. ¿Qué ciudad española no tiene su barrio de vinos y bares? Piensen en el Tubo en Zaragoza, el Viejo de San Sebastián, el Húmedo en León, la Latina en Madrid, Pozas en Bilbao, el Carmen en Valencia, Troncoso y Franja en Coruña. En fin, no hay ciudad sin su zona.

iberianstyle pimpi
La variedad de Vinos también contribuye a la variedad de bares.

Os invitamos a contribuir a este homenaje tan merecido a bares, camareros y a todos los establecimientos de hostelería que tanto han sufrido con la pandemia y  a los clientes que vivimos con la ilusión de volver a ver gente, amigos o no, y de charlar en una de sus barras o meses. Os convocamos a  sugerir uno o más nombres de bares para ver si homenajeamos a todos. Al fin y al cabo hablamos de unos generadores de alegría, felicidad y amistad.

¿En qué bares nos vemos,  abrazamos, charlamos cuando esto termine?

Hagamos una lista enorme, como señal de afecto a los locales preferidos, a los camareros y camareras  y  por su puesto a los clientes que llevamos tanto tiempo sin ellos.

iberianstyle abaco
Cada bar te transporta a un mundo diferente.

Como en www.iberianstyle.es  nos gustan y profesamos un cariño generalizado, hemos querido comenzar citando cuatro, elegidos por su ubicación en cada uno de nuestros puntos cardinales.

Esperamos vuestros comentarios y propuestas. Salud, nos vemos y un abrazo.

Oye, que pagamos a escote.

Si crees que tus amigos se unirían al homenaje, compártelo.